Cayendo la tarde sobre la ciudad de Villarrica, arrancaba el año 2022 y su tercer año en Primera División para la albiceleste dirigida por Troadio Duarte.

Crónica de un partido peleado en el mediocampo. Rosalino Toledo disputando el balón frente a Jorge Mendoza, que volvió a vestir la casaca aurinegra luego de varios años. FOTO: GUAIREÑA FC.

Con muchas figuras nuevas en el equipo, saltaban a la cancha los 11 elegidos para este debut. En el arco se encontraba Héctor Espínola, ya uno de los históricos de Guaireña. En la defensa, se marcaba el debut de Víctor Barrios como lateral derecho, en la zaga central Miguel Paniagua, nuevo capitán albiceleste, acompañado por Nelson Ruiz y como lateral izquierdo, el estreno de Joel Giménez.

Un mediocampo prácticamente renovado, contaba con Richard Salinas, Juan Aguilar, Rosalino Toledo y Mario Otazú. Y la delantera estuvo conformada por las nuevas figuras Diego Godoy y el venezolano Yeiber Murillo.

El partido se desarrollo con bastante disputa en el mediocampo y escasas ocasiones de gol para ambos equipos, tanto en primer tiempo como en el segundo, en el que se engrandeció la figura de Héctor Espínola con varias tapadas claves para mantener el arco guaireño en cero.

Alternaron en el segundo tiempo Alex Cáceres y Carlos «Lito» Duarte, dos viejos conocidos del equipo buscando darle mayor frescura al equipo. También, formó parte del encuentro Jordan Santacruz, otra de las nuevas figuras del equipo, ya en momentos cercanos al final del partido donde Guaireña necesitaba frenar los avances de Guaraní.

De esta manera, Guaireña suma un punto importante de cara a lo que será el desafío de esta temporada, de mantenerse en un buen promedio peleando por la permanencia, además de volver a estar en la pelea por ingresar en puestos de clasificación a competencias internacionales.

La segunda fecha se jugará nuevamente en el Parque del Guairá, el sábado 12 de febrero a las 18:30, esta vez, recibiendo al Club Olimpia, que viene de empatar en la primera fecha.