El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), a través de la Dirección de Fiscalización, intervino una empresa de venta de automóviles, proyecto de oficinas administrativas, Showroom y Talleres, por incumplimiento de su Plan de Gestión Ambiental (PGA).

Según los intervinientes, el procedimiento se realizó a solicitud de una denuncia anónima y durante el recorrido se constató el mal manejo de sus residuos sólidos y líquidos. Además, no realizan la clasificación de los residuos comunes de los residuos especiales que contienen hidrocarburos, solventes, pinturas, etc.

Todos los efluentes líquidos generados en el local, principalmente del Taller y del Lavadero, eran directamente descargados en el sistema de alcantarillado de la ESSAP, sin ningún tratamiento, siendo que en su PGA la empresa menciona que cuenta con un sistema de tratamiento.