El Ingeniero Pedro Ferreira, expresidente de la ANDE, sostuvo que «falta que los gobernantes sean sinceros con nosotros» respecto al estado de las negociaciones sobre la tarifa de ITAIPU. «Se trabajó mucho a espaldas de la ciudadanía» expresó.

Añadió que faltó que los gobernantes fueran más sinceros, ya que desde el año pasado se sabía perfectamente la posición de los brasileros, pero lastimosamente la posición paraguaya nunca se supo hasta que se estaba a punto de aprobar la tarifa. De vuelta, se trabajó a espaldas de la ciudadanía bajo la teoría que si se maneja entre cuatro paredes se puede llegar a un trato bueno con los brasileros.

Este último martes, el director paraguayo de la binacional, Manuel María Cáceres, señaló que la propuesta de Paraguay es mantener la venta de la potencia a US$ 22,6 por Kw/mes (similar al año pasado), y la de Brasil es reducir a US$ 18,95 Kw/mes.

En tanto, las empresas estatales de cada país están pagando a Itaipu el costo sugerido por cada Gobierno para la compra de energía. Cáceres recordó que una situación similar ocurrió en 2019, cuando no hubo acuerdo en el costo de venta, y cuando finalmente se llegó a un acuerdo se compensó lo que se tenía que pagar.