Un tiempo para cada uno, parecería ser el resumen de lo que dejó el primero de los dos superclásicos que se disputarán por el Grupo G de esta Libertadores 2022. El resultado final arrojó un 0-0 donde se presentaron varias chances para ambos, pero que no pudieron ser concretadas.

Una fiesta total fue la que se vivió en Sajonia, hasta favorecido con el tiempo, ya que en toda la previa se presentaron lluvias, pero que al final cesaron, para que luego de 23 años los dos más grandes del fútbol paraguayo se vuelvan a encontrar en una cita internacional, que tuvo a los hinchas presentes en todos los sectores del Estadio Defensores del Chaco.

El primer tiempo se observó un dominio casi total para Olimpia, que fue el que creó la mayor cantidad de ocasiones de gol, pero que fueron evitadas en varias oportunidades por el portero Jean Fernandez, y en otras neutralizadas por la defensa que estuvo muy atenta para los rechazos.

El segundo tiempo, Francisco Arce ajustó las piezas de su equipo para encontrar más profundidad en ataque, y lo logró con el ingreso de Sergio Díaz en reemplazo de Robert Piris Da Motta. Olimpia se quedó más en el segundo tiempo y sintió mucho la exigencia de una cancha pesada tras las lluvias registradas en la previa.

Un justo empate ante el cierre de esta primera fecha para estos equipos que inician su camino en esta fase de grupos del certamen más importante a nivel clubes de Sudamérica.

La semana que viene, por la segunda fecha, Olimpia viajará a Montevideo para visitar a Peñarol; mientras que Cerro Porteño recibirá a Colón de Santa Fé en el General Pablo Rojas.