Por: Hugo Rafael Recalde Fernández

hugorecalde@panambidigital.com

En partido discreto pasó a tener de todo sobre el final, polémica VAR, Gol de los nuestros, un penal atajado por Antony Silva y así tenía que ser en Mérida para traer los costosos 3 puntos.

Paraguay en la primera etapa tuvo mayor dominio territorial sobre su terreno de juego ante una tímida Venezuela que propuso esperar a su rival gran parte de la fracción, la albirroja anunciaba con Giménez que su remate se estrelló en el travesaño del pórtico Vinotinto, a pesar del manejo en ningún momento se llegaba con profundidad y carecíamos de juego por el medio en donde Venezuela a cortó los espacios y las líneas.

A los 32, el remate de Otero que también beso el travesaño de Silva, la más clara que tuvo el local para ponerse en ventaja, sin hacerse tanto daño se fue el primer tiempo.

En la complementaria fue mermando los decibeles, hasta el empate le quedaba bien al partido ya que no aprovechaba el albirrojo en buscar alguna chance, muy sigiloso hasta que nos despierta del sueño el gol de Herrera cerca de los 64 pero, a fin de cuenta el cabezazo pega en el brazo en la trayectoria que con revisión VAR no subió al marcador.

A partir de ahí como que intentamos salir a buscar con muchas imprecisiones, inseguridades y hasta el nerviosismo jugaba en contra en este momento, como que había que replantear, el ingresó de Sanabria tampoco fue lo más convincente ya que no había quien ponga el esférico para delante, los cambios  vinieron por doquier con Cardozo Lucena como que se animó a jugar más e insistiendo por el lado derecho que termina en la nada.

Al minuto 79 otra salvada de Silva en un remate certero, hasta ese entonces no se encendió el motor como para generar energía y llegar a producir definición, hasta que tuvo que llegar el minuto 85, el hombre de las asistencias el Beto Espínola se zafo de la marca se incrusto por su sector habitual mete un pase por detrás de líneas para servir con letal zurdazo a uno de los cuestionados Gastón Giménez que como sabe la mando adentro para el grito de todo un pueblo que no podía creer que se le escapaba una brillante oportunidad de sumar, sin brillar pero, a esa altura nos sacamos de encima la mochila pesada.

Sin embargo, iba haber más sobre el tiempo adicional una falta protagonizada por Gómez que Rojas interpretó como una pena máxima que terminó pitando, y en la ejecución de Herrera lo tapa Antony Silva para ponerme más sabor a la victoria que fue como el segundo del conjunto albirrojo.

Victoria por fin, mucho de estar a la altura de una mejor versión el equipo de Berizzo, lo importantes que suma 4 de 6 puntos posibles en este clasificatorio esperando el siguiente combo de Noviembre en donde va de visita a la Argentina y luego recibe a Bolivia en el Defensores.